LA DEFENSA DEL PATRIMONIO CULTURAL



FOTO FRANCISCO LOPEZ


El vuelo de la poesía está latente en este Boletín Cultural para el goce de los lectores. Encontramos grupos de gente que se preocupa por el legado de la defensa del Patrimonio Cultural que se convierten en: LOS VIGÍAS DEL PATRIMONIO. Encontrar libros que en todos los tiempos nos enseñan una ética ecológica y biológica de conservación del medio ambiente, es para reflexionar que la vida está en la naturaleza, que no la debemos descuidar ni destruir. La sombra de un buen árbol, es frescor de la vida en el presente y en el futuro. "En la tradición africana, un árbol es un símbolo de paz" Wangari Maathai, Prenio Nobel de la Paz 2004.              
 FRANS SAUL ACEVEDO PINTO  
                         


FOTO UNNAMED


BOLETÍN CULTURAL LA OTREDAD # 62



Si mis ojos en los atardeceres se cuelgan de las ramas
de los árboles que se desperezan abriendo los brazos,
con las puntas de sus hojas escriben para mí
que Isadora los acompaña en sus rutas nocturnas
JORGE VALDERRAMA RESTREPO


La magia está en saber que me esperas
sin ninguna condición que  amarre el encuentro
solo la complicidad como un vuelo de libertad
el viento sopla y escucho su rumor que llama.
FRANS SAUL ACEVEDO PINTO

Puede explorar este blog haciendo clic aquí:



FOTO CASA DEL LIBRO TOTAL



MEMORIA VIVA DE LA poesía
SANTANDEREANA


El amor  palpitante de dos poetas, eterniza  sus sueños en: MEMORIA INCOMPLETA DE ISADORA Y AGENDA RASGADA DE AMOR. En este libro, uno de los corazones es atrapado en su vuelo  como una constelación. CLAUDIA ISADORA GÓMEZ, que  se desnuda ante el lector  como una flor, para constatar su palpitar por JORGE VALDERRAMA RESTREPO que viajo a la  eternidad  tatuado de la  AGENDA RASGADA DE AMOR.
FRANS SAUL ACEVEDO PINTO


No  entiendo nada;  ni el día, ni la noche, como tampoco
los últimos resquicios del polvo que aún no somos. 
Solo me resta el silencio y un puñado de dolor en mi corazón 
que me servirá para la batalla o para exponerlo en la sala de    
la biblioteca a un precio bien alto…para que no lo pueda comprar 
 ni mi padre, voy a encerrarlo con cadenas de viento para que  tampoco lo pueda tomar mi madre, 
ese amor que me sabe a sangre a destierro y a despido,                         voy a comprar la conciencia y aunque en la tienda haya de todo 
para escoger tendré que tomar el camino para llegar a Troya                  con el telón no de Aquiles pero si de vida,                                                     o por lo menos de esa que nunca me sepa a derrota,                     después pondré una vela para hablar con el Dios que nos mira                  y le preguntare que si sabe del dolor de la condena, que si todo              lo sabe que apague todas las velas que han colocado                             los muertos de mis años.

Aún el cajón oscuro y la tierra que me sigue cayendo,
aún los ojos prendidos en azufre no me han podido quitar la verdad;       Un ala de palomas rosadas que anuncian la libertad; los ojos                             de mi entrañas y el mar de hombre que esta noche me acompaña.

Febrero 6 de 2001
Claudia Isadora Gómez

No permitas que tus fantasmas
naveguen mi inframundo con descaro..
bota la llave del recuerdo
entiérrala allí donde nada se ve
en el mar Negro, en el Egeo …
y luego invítame a quedarme
no solo en tu lecho
también en el mas profundo de tus sueños.
Toma mi mano, córtala.

Febrero 24 2001
Claudia Isadora  Gómez

¿O acaso no recuerdas? El día  en que tomados de las manos
me hiciste el amor en la última biblioteca de tu casa…
todavía  está la silla blanca de aquel día, los libros fueron los únicos testigos de aquella noche cargada de locura.
Recuerdo  que detuviste tus ojos cristalinos en mi caderas,
tomaste del vino del pudor que guardaba la noche que llegué a
tu casa  blanca de nieve de amores, 
llegue para cuidarte  y las mismas lámpara 
con que vislumbraste mis cabellos,
mis piernas lunarejas,  atrapaste mis enredados pensamientos.

Abril 26 de 2001
Claudia Isadora Gómez




La memoria de la ciudad

FOTO ANDRES FELIPE ACEVEDO


¡TUSITALA: INfoMACIÓN Y CULTURA PARA TODOS!


LOS VIGÍAS DEL PATRIMONIO, son guardianes del legado cultural de  nuestra ciudad para que la memoria se conserve en el tiempo y se mantenga latente como una huella, como un saber, como una identidad de nuestros antepasados. JAVIER FELIX, un 8 de enero del 2012, en un dialogo por la  Emisora Luis Carlos Galán Sarmiento 100.7 F.M,  da las pautas de la intervención DE LOS VIGIAS DEL PATRIMONO, en la defensa de  LA MEMORIA DE LA CIUDAD.

FRANS SAUL ACEVEDO
SUBDIRECTOR DE TUSITALA.



MEMORIA VIVA DE LA MúSICA
SANTANDEREANA

FOTO VANGUARDIA LIBERAL



Velandia y la tigra, tiene raíces y aires tradicionales de la zona andina de Colombia. Es liderado por el guitarrista, cantante y compositor Edson Velandia, alumno del compositor y director de orquesta Blas Emilio Atehotua. Hastas el año 2006, Velandia hizo parte de Cabuya, grupo de gran importancia en la historia reciente de la música urbana Colonbiana, con el que edito el álbum COMIENZA EL GARROTERRO 2004.
Con la propuesta denominada “rasga”, estilo urbano creado por Velandia y la tigra, presentaron once rasgas, su primer trabajo discográfico. Este álbum recibió elogios Y comentarios por su calidad musical y por la inclusión de interludios entre sus canciones bajo el rotulo de “ficción popular Colombiana”. Tomado de Wikipedia. La banda musical, en su gran mayoría son de Piedecuesta, Santander.


EL SIETE MANES: VELANDIIA Y LA TIGRA 




LA CUÑA: VELANDIIA Y LA TIGRA  
https://www.youtube.com/watch?v=BH2rs-nZThg&list=PL242867C6E6C8FB84&index=2


NARANJAS + LA ÁNIMA: VELANDIIA Y LA TIGRA  





FOTO EKTIENDA


recomendado literario

EL ÁRBOL GENEROSO de Pedro López de la Osa, con ilustraciones de Xavier Salomó; libro donado a las bibliotecas públicas del país por el Ministerio de Cultura de Colombia   a través del Plan Nacional de Lectura y Escritura:  LEER ES MI CUENTO,  recomendado   para niños de  4 a 6 años.

Una interpretación del contenido del libro :

En la comarca existía el árbol más frondoso  que  haya existido de los alrededores: Fresno, donde sus habitantes se contagiaban por su sombra, algunos declaraban el amor en las cicatrices del tronco, los niños jugaban alrededor del él al escondite  trepaban conociendo su altura. Fresno era el que primero se levantaba  antes que gorrión que vivía dentro de su tronco, y que le contaba a su amigo de las aventuras de vuelo de otras comarcas. Fresno que era el más viejo de la comarca ya que contaba con doscientos cincuenta años, no dejaba de ofrecer a sus habitantes sus ramas gastadas que eran de alta calidad y que los leñadores cortaban todos los años  y en primavera su ramas volvían a brotar, pues paso el tiempo que los habitantes se olvidaron de Fresno y este cayó en un tristeza, en una melancolía  que solo gorrión entendía.
Algunos  habitantes de la comarca se dieron de cuenta y acudieron al alcalde y este reunió el pueblo en el parque principal para solucionar  la tristeza de Fresno.  Se llegó a la conclusión que había que hacer una fiesta a  Fresno,  gorrión propuso que había que llevar música para alegrar al viejo amigo, pero no podría ser cualquier música, sino una que se construyera con madera, gorrión sabia donde vivía Luthier, quien ayudaría en esta tarea y él dijo que tenía que ser madera fina de alta calidad,  ojala de un árbol viejo.  un leñador de la comarca corto de sus ramas secas de fresno y la llevaron adonde   Luthier. Él  hizo un fagot, un clarinete, un oboe que con los inquietos de la música aprendieron con facilidad. llego el día esperado Fresno despertó como de costumbre y vio  cuando atardecía que  los habitantes  se acercaban y prendían la fiesta; lo máximo de ella fue cuando empezaron a entonar bellas melodías de los instrumentos que había hecho Luthier, que a Fresno de la alegría le brotaban hojas y más hojas. Se sintió feliz de ser agasajado por todos los habitantes de la comarca, este ÁRBOL GENEROSO.

FRANS SAUL ACEVEDO PINTO





MURO DE OPINIÓN

FOTO SOFÍA RODRÍGUEZ GARCÍA
 
Puede hacer llegar sus comentarios, criticas, sugerencias y propuestas a los correos: boletinculturallaotredad@hotmail.com
FRANS SAUL ACEVEDO PINTO