EL FÚTBOL: LA ÚNICA RELIGIÓN QUE NO TIENE ATEOS







foto moni escalt  


Construir paredes imaginarias, jugar exquisito con el “toque toque”, es la sensación de cualquier equipo que quiera deleitar a propios y extraños. ¿Cómo no ponerse la camiseta del país que   participó en el mundial de 2014 en Brasil?, si es un principio de identidad y de nacionalismo. A medida que iba transcurriendo el mundial, en los partidos la emocionalidad iba creciendo como una ola amarilla en el caso de nuestra Colombia. Pero después de ese fatal  desenlace de un árbitro español que fue parcializado a favor del Brasil, quedo la rabia aprisionada y el vilo en el aire como una injusticia.  ¿Cuantos “madrazos” no recibió este árbitro por un arbitraje pobre sin argumentos en su forma de pitar? y sacarse la “espinita” de este “atraco”  era hacerle barra y fuerza para que Alemania eliminara a Brasil. Como un don de justicia fueron  viniendo los goles de Alemania hasta convertirlos en una humillación que daba pena a un país como Brasil que nos enseñó el “toque toque” de un juego limpio y bonito. Pero este espectáculo que embruja a niños, jóvenes, y adultos sin distinción social, es un efervescente que embriaga en la tristeza o en la alegría  y como dijo EDUARDO GALEANO: “El fútbol es la única religión que no tiene ateos”.Y al final de la contienda una gran desilusión  o una satisfacción  infinita.

FRANS SAUL ACEVEDO PINTO




foto darshan pancholi

BOLETIN CULTURAL LA OTREDAD # 65

 “El balón está hecho de cuero, el cuero viene de la vaca, la vaca come pasto, así que hay que echar el balón al pasto”.
ALFREDO DI STEFANO

 los tres palos son la cárcel del portero…, pero yo logré escaparme”.
RENE HIGUITA


“A mí los grandes técnicos me han enseñado que hay que estudiar e investigar al adversario”.
JORGE LUIS PINTO

“El desafío es potenciar las habilidades para que seamos un gran equipo con grandes individualidades”.
JOSÉ PEKERMAN

Puede explorar este blog haciendo clic aquí:

Nota: los 79 programas los podrán escuchar escribiendo en Google RADIOTUSITALA  o haciendo clik aquí:






EL FÚTBOL: ES LA ÚNICA RELIGIÓN QUE NO TIENE ATEOS




Foto semana



¡ TUSITALA : INFORMACIÓN Y CULTURA PARA TODOS !

Este documento se hace con la complicidad de EDUARDO GALEANO, chaman de la palabra sobre el fútbol y sus matices. Él dice: “yo soy un mendigo de buen fútbol que va por el mundo, sombrero en mano, suplicando una linda jugadita por amor de Dios y cuando el milagro ocurre; lo agradezco sin que me importe un rábano cuál es el club o el país que me lo ofrece” y no es una contradicción que a su país Uruguay,  ¡un golazo!, el mejor del mundial de fútbol  2014 se lo hubiera propinado JAMES RODRIGUEZ  de COLOMBIA, botín de oro como máximo goleador del mundial con 6 goles. 

Ahora  después del mundial habrá muchos mendigos de buen fútbol.

RADIO TUSITALA VIRTUAL invita a que nos sintonicen por google: escribiendo radiotusitala,  encontrará el soporte que le da fuerza a este documento radial: El BOLETÍN CULTURAL LA OTREDAD.

Las dimensiones se acortan cuando la lógica de las palabras se junta en los libros y  estos en las bibliotecas, ahí está el saber esperando que un viajero arriesgado asuma la lectura. Por eso como decía un plan de lectura del Ministerio de Cultura de Colombia: “LEER LIBERA”.

Escuche a continuación, el chamán de la palabra, EDUARDO GALEANO que tiene una frase contundente: “EL FÚTBOL ES LA ÚNICA RELIGIÓN QUE NO TIENE ATEOS


FRANS SAUL ACEVEDO PINTO
Director   RADIOTUSITALA  VIRTUAL

Escuche aquí:






Foto Vanguardia Liberal


SIMBOLOGIA Y RITOS EN EL FÚTBOL


Desde que el hombre empezó a sentir alegría por un juego poco ortodoxo de pegarle a una pelota redonda en el que  teniendo como adversario a otro jugador que como él  quiere sentir esa pelota en sus pies, nace la pasión. Fue el compartir que hizo que la pelota quedara en medio de dos rivales.  El tiempo ha pasado y se han creado templos para este juego:  Los estadios que animan a su equipo de casa y abuchean a su rival de turno. En El mundial de fútbol 2014 en Brasil, creció la ola en los estadios,  las caras pintadas,  la camiseta de cada equipo, los ruidos atronadores de las vuvuzelas, los canticos  y el himno del país  que se canta con emoción. Pero la sensación del paroxismo es cuando el gooool al adversario se hace. Se escucha un estruendo atronador de voces en las calles que hace temblar las paredes como trompetas celestiales, se paraliza  un país cuando su equipo está avante,  la identidad y nacionalismo es compartido por los bastantes que se siente la alegría a kilómetros. Un carnaval con camisetas puestas espera frente a la pantalla que el equipo, su equipo gane  no como un azar sino por  el don del “toque toque”, filigrana hasta vencer a su oponente.

FRANS SAUL ACEVEDO PINTO





Colombia en el mundial Brasil 2014 




Hinchas De Colombia Cantando El Himno Completo Mundial Brazil 2014



El Emotivo vídeo de Colombia en la  Copa del Mundo 2014

 







                                                                                                                                                           Foto Calí escribe








LIDERAZGO DEL EQUIPO, Sensación DEL                              MUNDIAL

Foto milenio



La selección Colombia, demostró ser  un equipo que se encuentre sintonizado entre sí y con  un capital humano que se entendió en el juego en contra de los rivales del mundial de fútbol 2014. COLOMBIA  fue la sensación de un juego que está y estará  en alza. Hay un líder inconfundible,  JOSE PERKERMAN, que supo dar una filosofía de comportamiento dentro y fuera del estadio imprimiendo humildad, trabajo en equipo y decisión triunfadora ante los rivales, influyo en la dinámica del juego limpio y de crear una fortaleza mental para enfrentar las dificultades y transformar este reto en una acción triunfadora.
En ausencia de RADAMEL FALCAO, JAMES RODRIQUEZ asume el liderazgo dentro de la cancha imprimiendo confianza dentro de los suyos y rotando en una sincronización se pudo ver el juego bonito, “el toque  toque”, que en tiempos atrás mostraba y enseñaba la selección brasilera. “En esta misa pagana, el futbol es como una fiesta de los ojos que lo miran y como alegría del cuerpo que lo juega”. EDUARDO GALEANO.

JAMES RODRIQUEZ,  se inmortalizo de ser el mejor jugador del mundial 2014 y el máximo artillero con sus 6 goles que en toda la historia de mi país COLOMBIA, no había llegado una selección como la nuestra tan lejos y jugador alguno había marcado tanto goles en los mundiales.

FRANS SAUL ACEVEDO PINTO




El 10 de Mi Selección




  

"James pensé"



Los 2 Goles - Colombia vs Uruguay 2-0 Copa Del Mundo 28 06 2014








POESIA Y FUTBOL


Foto Sensación de poesía



El alcanza pelotas
"José Cantero Verni* 

Tu abuelo te traía de la mano
y a vos, te latía el corazón,
mirabas detrás del alambrado
teniendo agazapado, tu sueño y tu ilusión.


Tu mundo giraba en la tribuna
con noventa minutos de función,

vos querías estar allá en el campo
más cerca del partido, vibrando de emoción.


No faltaba el abuelo los domingos
con la cita pactada entre los dos
el fútbol tenía en tus renglones
esa letra acentuada de pasión.


Vos soñabas pasar por los vestuarios
subiendo por el túnel, detrás de un jugador,
llevando entre tus manos la pelota,
y escuchando, los gritos de ovación.

Le dijiste al abuelo si podía
conseguir ese boleto de ilusión,
por ahí en el club él conocía
algún capo de aquella comisión.


El abuelo escuchó y no dijo nada
y siguió en el partido su atención,
vos pensaste que ahí se terminaba,
que caía en tus sueños el telón.

El abuelo volvió el otro domingo
como un rito de fe y de devoción,
le tiraste de nuevo la pregunta
y el abuelo callado te miró.

En la cancha gritaron lo de siempre
bendiciones y alguna maldición,
y en un loco espejismo te miraste
sobre el césped sentado en un balón.

Una lágrima corrió por tu mejilla
rara mezcla de ausencia y de dolor,
ese barco de niño naufragaba
por los mares, sin vela, ni timón.

Esa noche hablaste con la almohada
que en silencio escuchó tu confesión,
de tu sueño cara sucia y futbolero
que latía por tu alma y por tu voz.

No encontrabas respuesta a tu deseo
ni tampoco ninguna solución,
el tiempo se llevaba tu esperanza
en las mismas agujas del reloj.

El abuelo llegó ese domingo
con el día sonriendo a puro sol,
y te dijo mirándote a los ojos
un regalo hoy tengo para vos.


En la cancha te espera Don Ceballos
que una vez del club fue defensor,
tiene un puesto que es justo a tu medida
que se ajusta a tu sueño y tu ilusión.

Estarás con tu nombre y apellido
en su lista de honor y distinción,
alcanzando pelotas en el campo
en el mismo epicentro de la acción.

Te abrazaste al abuelo con cariño
fue un abrazo de fútbol y de gol,
fue un abrazo de tiempos que se juntan
compartiendo la misma sensación.

En tu pecho saltaba la alegría
ese instante fue eterno como Dios,
tu abuelo consiguió lo que querías,
y a vos, te latía el corazón.

*José Cantero Verni es poeta y escritor argentino que tiene trece títulos de cuentos de fútbol en poesía narrativa junto con un proyecto de lectura para desarrollarlos en las aulas". 






  


 RECOMENDADO LITERARIO

                                                  Foto Nodal




Este es el libro de un soñador que quiso ser futbolista y cuando dormía lo lograba con unos alcances imaginados, pero al despertar una realidad con sabor amargo. Se   propuso escribir  este libro en medio de sus propias negaciones: EL FÚTBOL  A SOL Y SOMBRA de  EDUARDO GALEANO. Ediciones tercer mundo, 1995 con 270 páginas. Desborda de derroche con imágenes de todos los tiempos, desde cuando aparece el fútbol, el reglamento, los protagonistas, los espectadores, los cánticos, y el delirio en las canchas.

Son relatos cortos, como el que se transcribe textualmente un referente del juego de la selección Colombia en contra de la selección Argentina, un partido de clasificación y donde le propino una derrota a Argentina de 5 a 0.


El otro relato, es un merecido homenaje al que fuera en otros tiempo (“no se ahora”) el mejor jugador de mundo, Alfredo  Di Stéfano; que nace en Buenos Aires un 4 julio  de 1926 y muere en Madrid un 7 de julio de 2014 a los 88 años.




                                     EL PARRICIDIO

Al fin del invierno de 1993, la selección colombiana, jugó en Buenos Aires un partido  de clasificación para el mundial. Cuando los jugadores colombianos entraron a cancha fueron silbados, abucheados, insultados. Cuando salieron el público los despidió de pie, con  una emoción que se escucha todavía.
Argentina perdió 5 a 0. Como de costumbre, el arquero fue quien cargó la cruz de la derrota, pero la victoria ajena fue celebrada como nunca. Por unanimidad, los argentinos agradecieron el prodigioso juego colombiano, goce de las piernas, placer de los ojos:  una danza que iba creando, con coreografía cambiante, su propia música. El señorío  del Pibe Valderrama, un mulato plebeyo, daba envidia a los príncipes, y los jugadores negros eran los reyes de la fiesta: a Perea no había quien lo pasara, al Tren Valencia no había quien lo parara, no había quien pudiera con los tentáculos del Pulpo Asprilla y no había quien atajara los balazos de Rincón. Por el color de la piel y el color de la alegría, aquel parecía un cuadro de Brasil de los mejores tiempos.
Los colombianos llamaron parricidio  a esa goleada. Medio siglo antes, habían sido argentinos los padres del fútbol en Bogotá,  Medellín o Cali.  Pero Pedernera, Di Stéfano, Rossi, Rial, Pontoni y Moreno habían engendrado un hijo más bien brasileño, por esas cosas de la vida”.
EDUARDO GALEANO   

                                           DI STÉFANO
Todo el campo de juego cabía en sus zapatos. La cancha nacía de sus pies, y desde sus pies crecía. De arco a arco, Alfredo  Di Stéfano corría la cancha: con la pelota, cambiando de frente, cambiando de ritmo, del trotecito cansino al ciclón imparable; sin la pelota desmarcándose hacia los espacios vacíos y buscando aire cuando se atoraba el juego.
Nunca estaba quieto. Hombre de cabeza alzada, veía toda la cancha y al galope la cruzaba abriendo brechas para lanzar el asalto. El estaba en el principio, en el durante y en el final de la jugada de gol, y hacia goles de todos los colores:
Socorro, socorro ahí viene la saeta
Con su propulsión a chorro.
A la salida del estadio, la gente lo llevaba en andas.
Di Stefano fue el motor de los tres equipos que maravillaron al mundo de lo años cuarenta y cincuenta: River Plate, donde sustituyo a Pedernera; Millonarios de Bogotá, donde junto a Pedernera deslumbró; y el Real Madrid, donde fue el máximo goleador de España durante cinco años seguidos. En 1991, cuando ya hacía años que se había retirado, la revista France Football otorgó el título de mejor futbolista europeo de todos los tiempos a este jugador nacido en Buenos Aires”.  EDUARDO GALEANO





MURO DE OPINIÓN

Foto Acción Poética Acapulco 



"Uno puede haber ido a muchos partidos de fútbol. Sin embargo, vivir uno de Colombia en Brasil fue la sensación más emocionante que haya  sentido en un estadio. Espasmos propios, durante el Himno,  los goles, los cánticos, como parte de una convulsión colectiva. Antes y despues, celebrar en pasillos y tuneles con seguidores de muchas nacionalidades que aplaudieron a James Rodríguez y sus compañeros. Recibir abrazos de desconocidos. Hay quienes aseguran que la máxima manifestación de multiplicidad racial es ver caras en Nueva York. No. Un mundial es eso a la n. La palabra en portugués es perfecta: “miscigenación” . Brindar y gritar con medio mundo hasta que la voz se apaga. Entregarse al éxtasis del fútbol, al desenfreno del hincha…" Nelson Freddy Padilla C., EL ESPECTADOR, página M16, 13 julio 2014.
      

"En el fútbol no existe la justicia: existe el talento, el esfuerzo y el tremendo azar, y a veces sus conjunciones premian a quien lo merece. Y, sin embargo, nos siguen pareciendo posibles echar mano de la idea de injusticia cuando pensamos en Colombia, que jugó el mejor fútbol del torneo y salió por una puerta donde el portero era el árbitro. Nos parece que hubo justicia en la masacre de que fue victima Brasil, cuyo técnico marrullero y oscuro aprendio que nadie le da la espalda a la hinchada, a la tradición , al juego bonito, al talento y a la limpieza sin pagar las consecuencias;  nos parece justo, también, que Alemania esté en la final…" Juan Gabriel Vásquez , EL ESPECTADOR, página M18, 13 julio 2014.


Invitación para hacer llagar sus comentarios, criticas, sugerencias y propuestas a los correos: 
boletínculturallaotredad@hotnail.com
boletínculturallaotredad@gmail.com